Bienvenidas a La Mujer Online - la Web de todas las Mujeres Hispanas

Menú

INTRODUCCION

Home
Página de Inicio
Recomiéndanos

ACTUALIDAD 

Poesias del Día
Añadir Poesias
La Receta del Día
Añadir Recetas
Horóscopo
Numerologia
Tarot

A TODAS HORAS

Las Dietas
Tu Apellido
Tus Sueños
Medicina
Postales Escritas
Literatura
Horóscopo Chino
Cuentos

Consejos y Trucos

Belleza
Hogar
Niños
Salud
Cocina
Limpieza

SUGERENCIAS

Enviar Articulos
Comentarios
Errores

GUESTBOOK

Ver Guestbook

Firmar Guestbook

LINKS

DeToDoUnPoCo

Coleccionando

La Isla Virtual
WebServicio.com
Somos Amigos
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
 Lista de Novedades
Email:
   
 
Tu Página de Inicio | Explorer Pulsa Aqui

Agregar a Mis Favoritos | Netscape: CTRL +D

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


Gracias a la colaboración de nuestra querida amiga y colaboradora la Dra. Roma Bettoni. podemos ofrecerles esta sección, aqui podreis conocer un poco la salud mental y espiritual para poder lograr un grado de aceptación y bienestar saludable. Si tienes algún artículos que enviarnos no dudes en hacerlo.

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


TOMAR DECISIONES
Dra. Roma Bettoni

Muchos de los problemas que tenemos en la vida, más que a una decisión equivocada, se deben a una falta de elección.
Si deseamos crecer interiormente debemos empezar por elegir y actuar de acuerdo a las decisiones tomadas.
La mayoría de las personas se da cuenta que cuando comienza a tomar decisiones, la vida comienza a tener forma.
En las decisiones que tomamos nos jugamos mucho; si decidimos con seguridad y precisión lograremos nuestro propósito. Si, por otra parte, nos debatimos entre la indecisión y la demora, perdemos tiempo y poder. Obviamente retrasamos nuestro proceso de crecimiento y también el del planeta. Cada decisión que tomamos afecta a toda la población del planeta. Parece exagerado y desde luego lo es si no tienes conciencia de que todos somos una sola y misma cosa.

Dicen que el tiempo es oro y por estos tiempos me parece que el tiempo tiene más valor que el oro, cuya cotización ha venido en baja últimamente. En tiempo se mide nuestra vida y no importa cuánto oro haya acumulado, si no aprendiste a decidir por ti mismo has permitido que otro viva tu vida.
Si realmente deseamos crear movimiento en nuestra vida, debemos estar dispuestos a dar un paso en la dirección deseada.
El miedo nos impide tomar decisiones: tememos elegir algo equivocado y no poder con las consecuencias.
El 21 de agosto pasado se cumplieron 150 años del nacimiento de un hombre avanzado para su época, de un visionario, de un empresario que de haber vivido en estos días sería multimillonario. Me refiero a Francisco Piria. Era uruguayo y no italiano como muchos creen; muy niño viajó a Italia al quedar viuda su madre con varios hijos. Te estarás preguntando por qué me refiero a don Francisco Piria en relación al tema de las decisiones. Pues seguramente que ahora cuando te transcriba una frase de él, lo entenderás sin inconvenientes. Dijo Piria: "Yo no pertenezco a la raza de los que aflojan ni siquiera de los que se detienen, porque detenerse en el medio de una obra, es quedarse atrás".
Brillante, don Piria; un hombre que comenzó a trabajar a los 13 años y la muerte lo sorprendió en plena actividad a los 86. Un hombre que hizo de Piriápolis, con su fragmentación en terrenos, un balneario para todos. Si tienes un tiempito te recomiendo que pases por su Castillo en ese balneario, seguramente te maravillará la visión adelantada de este "empresario".
Volviendo a las decisiones ¿te parece que a este personaje lo atemorizaba tomar decisiones? Seguramente que no.
Cuando no sabemos qué elegir no está mal tomar ejemplo de personas cuya vida es un libro abierto de las decisiones correctas, en el momento exacto.
Yendo aún más lejos, cuando no sabemos qué elegir, lo mejor es buscar en el corazón la acción que más armoniza con nuestros ideales y actuar de acuerdo con los valores más elevados. Si actuamos en el nombre del amor, la compasión, la buena voluntad no podremos equivocarnos jamás.
Siempre tenemos a nuestra disposición todo lo necesario para tomar la decisión adecuada con la circunstancias.
Ten en cuenta que tú ya sabes lo que es necesario para vivir en armonía en la Tierra y decido bajo estas condiciones. Si te equivocaras y salieras de la carretera de nada te servirá quedarte ahí parado quejándote por lo sucedido, lo mejor será volver a la carretera y seguir tu viaje. Malgastar el tiempo en lamentaciones no conduce a ninguna parte. Toda la vida es un aprendizaje. Si no puedes aprender del error deberás repetir la lección hasta que te quede claro.
La llave maestra para vencer la indecisión es prestar atención a la voz interior pero para ello debes estar sereno. Si estás ansioso, temeroso o preocupado no puedes ponerte en contacto con ella. Las preocupaciones crean un ruido emocional y mental que bloquea la posibilidad de oír la voz interior que siempre está dispuesta a hacerse oír.. Aquieta tu cuerpo y serena tu mente, luego quedamente, como en secreto pregúntale a tu interior y escucha la voz que te responde. NO FALLA JAMAS.
No sé si eres consciente de esta maravillosa herramienta que posees tú y todos los seres humanos. Pronto, con práctica podrás distinguir entre la voz de la razón y la de la intuición.
Cuando hayas hecho todo lo que esté a tu alcance, siéntate y espera porque la decisión final viene inexorablemente de Dios. Es lo que los autores espirituales denominan "Ley de desapego". Tú haces todo lo que puedes, estudias las posibilidades, recoges información, hablas con quien sea, en fin hace lo que tu mente humana limitada puede hacer y luego te serenas y esperas. Dios (o quien tú concibas como algo superior a ti), que conoce mucho más que tú, que ve más allá y sabe más, tomará la decisión correcta, mucho más amplia que la que pudo ver tu limitada mente humana. A veces es difícil darse cuenta que esa decisión tal distinta a lo que habíamos pensado como solución pueda ser mejor, pero déjala actuar y tendrás la respuesta.
Para comenzar a tomar decisiones podemos utilizar las experiencias cotidianas y practicar el poder de la decisión y la precisión. Ser puntual, mantener la salud a través de un cuidado del cuerpo y la mente, vigilar las condiciones del auto o la casa, cumplir con el encargo que nos hicieron, levantarnos por la mañana sin pereza, pueden ser buenas maneras de desarrollar la capacidad de la decisión. En realidad los temas no son tan importantes como nuestra habilidad de hacer promesas y cumplirlas. Si llegamos a ser diestros con las decisiones pequeñas, las grandes serán más fáciles.
Otro recurso que está a nuestro alcance y que de tan sencillo parece inoperante, pero que encierra enorme potencial, es mantener nuestra casa, nuestro lugar de trabajo y nuestra habitación ordenados. Nuestro hogar y nuestro escritorio o nuestro taller son la imagen de nuestro grado de conciencia. Si deseas ordenar tu conciencia mantenlos ordenados. Cuando el hábitat en el que te mueves está ordenado se crea una vibración de poder y armonía que envuelve a los que entran porque refleja el orden divino.
Por otra parte es preciso no actuar con rigidez con las decisiones tomadas, se debe poder revocarlas cuando sea necesario. Anular una decisión cuando hay razones para ello no significa se indeciso, todo lo contrario, es ser maduro y saber que uno puede cambiar de rumbo. De esta forma habrás tomado dos decisiones y eso es bastante.
Si lo que decides es esperar, hazlo con resolución y no como una forma de postergar la decisión final. Si resuelves esperar porque no es el momento oportuno será una decisión sabia. Si resuelves esperar como forma de excusarte para no hacer algo estarás retrasando tu crecimiento para cuando "seas más sabio, más experimentado, mayor," etc pero tú sabes que son sólo excusas para justificar tu miedo. Los fracasados tienen miles de motivos por los cuales no triunfaron; los exitosos no reconocen excusas, simplemente actúan.
Decide hacer con tu vida lo que quieras. Nadie puede decidir por ti; incluso si dejas que los demás te gobiernen estás tomando la decisión de no hacer nada y dejarte llevar.
En el instante que se toma una decisión las fuerzas del universo se unen para manifestarla. Si deseas en tu vida algunos acontecimientos que no se han manifestado aún, se debe a que no has decidido con suficiente firmeza lo que deseas. Dice Paulo Coelho, ese autor que tú tanto conoces, que cuando alguien manifiesta un deseo el cosmos conspira para que se haga realidad.
Ponte en acción ya mismo. Este es un buen día para comenzar!