Bienvenidas a La Mujer Online - la Web de todas las Mujeres Hispanas

Menú

INTRODUCCION

Home
Página de Inicio
Recomiéndanos

ACTUALIDAD 

Poesias del Día
Añadir Poesias
La Receta del Día
Añadir Recetas
Horóscopo
Numerologia
Tarot

A TODAS HORAS

Las Dietas
Tu Apellido
Tus Sueños
Medicina
Postales Escritas
Literatura
Horóscopo Chino
Cuentos

Consejos y Trucos

Belleza
Hogar
Niños
Salud
Cocina
Limpieza

SUGERENCIAS

Enviar Articulos
Comentarios
Errores

GUESTBOOK

Ver Guestbook

Firmar Guestbook

LINKS

DeToDoUnPoCo

Coleccionando

La Isla Virtual
WebServicio.com
Somos Amigos
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
 Lista de Novedades
Email:
   
 
Tu Página de Inicio | Explorer Pulsa Aqui

Agregar a Mis Favoritos | Netscape: CTRL +D

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


Gracias a la colaboración de nuestra querida amiga y colaboradora la Dra. Roma Bettoni. podemos ofrecerles esta sección, aqui podreis conocer un poco la salud mental y espiritual para poder lograr un grado de aceptación y bienestar saludable. Si tienes algún artículos que enviarnos no dudes en hacerlo.

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


EL VALOR DE LAS CREENCIAS POSITIVAS
Dra. Roma Bettoni

Con el auge de la autoayuda, la mentalidad positiva y la moda recuperada de la meditación, aparecen las creencias y todo su poder.

Generalmente se identifica creencia o afirmación con frases positivas, descartando erróneamente que también hay creencias muy negativas y que tú te repites frases negativas todo el día con el convencimiento de la verdad.

Otro error es creer que las frases positivas son irreales o excesivamente optimistas.
Cuando uno repite afirmaciones positivas, con cierta regularidad se ponen en marcha recursos biológicos y naturales pues nuestra fuerza es la de la naturaleza. No es de extrañar que tengan el mismo poder y efecto de las oraciones o plegarias pues se le parecen bastante.

Cuando tú afirmas "en todos los aspectos de mi vida estoy mejor, mejor y mejor" lo que haces es darle la orden a tu subconsciente de que haga lo imposible para que las cosas estén bien, amén de rogar para que así sea.
Para saber si son positivas o no basta con repasar cómo están expresadas: si contienen palabras de alto contenido positivo. Pero para saber si nos son útiles alcanzará con cotejarlas con nuestra forma de ser y de entender la vida. No obstante, muchas veces conviene repetir frases positivas aunque no las creamos demasiado pues no debemos olvidar que son órdenes al subconsciente que no razona sino que solamente cumple.
Pero cuidado! Porque no se debe, tampoco, perder de vista que las creencias son mucho más profundas que las afirmaciones que nos reiteramos. Creencia es ese convencimiento que tenemos sobre ciertas situaciones, la mayoría de las veces las formulamos con las afirmaciones.
Te lo explico: si decimos "No soy bueno para la música" aparte de ser una afirmación negativa, estamos dándole forma verbal a una creencia que hemos adquirido, vaya a saber cómo, pero que nos condiciona la vida.
Si dices: "Siempre elijo mal a mis parejas" además de pronunciar una afirmación negativa demuestras que el fondo de ti crees que no saber formar parejas porque te fijas en personas que no te convienen.
Las creencias pueden ser propias o adquiridas. Son la primeras aquellas de las cuales te has convencido solo, por tus propias experiencias o por la forma que ves las experiencias ajenas. Son adquiridas las que nos inculcan los padres, profesores, maestros, formadores, amigos, parejas, etc, todas las personas que están o han estado a nuestro alrededor.
¿Cómo hacer para cambiarlas?
Siéntate en algún lugar donde puedas mantenerte silencioso y en calma, respira profundamente varias veces a la vez que cierras los ojos. Imagina una escena donde reúnas imagen, colores, olores, voces y donde todo se desarrolle exactamente al contrario de tu creencia. Todo debe ser placentero y calmo.
Si tu creencia es: "No soy bueno eligiendo parejas" debes imaginarte que estás con una persona que te ama, te trata muy bien, te dice cosas hermosas y en definitiva te sientes plenamente reconfortado de vivir.
Otra forma de cambiarlas es pronunciando o escribiendo muchas veces la frase que sea lo opuesto de tu afirmación negativa, cambiarás por ejemplo:
"No tengo suerte en el amor" por "Ahora atraigo a mi vida personas que me amen y valoren".
"En invierno siempre me engripo" por "Estoy muy bien de salud y sigo así todo el año".