Bienvenidas a La Mujer Online - la Web de todas las Mujeres Hispanas

Menú

INTRODUCCION

Home
Página de Inicio
Recomiéndanos

ACTUALIDAD 

Poesias del Día
Añadir Poesias
La Receta del Día
Añadir Recetas
Horóscopo
Numerologia
Tarot

A TODAS HORAS

Las Dietas
Tu Apellido
Tus Sueños
Medicina
Postales Escritas
Literatura
Horóscopo Chino
Cuentos

Consejos y Trucos

Belleza
Hogar
Niños
Salud
Cocina
Limpieza

SUGERENCIAS

Enviar Articulos
Comentarios
Errores

GUESTBOOK

Ver Guestbook

Firmar Guestbook

LINKS

DeToDoUnPoCo

Coleccionando

La Isla Virtual
WebServicio.com
Somos Amigos
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
 Lista de Novedades
Email:
   
 
Tu Página de Inicio | Explorer Pulsa Aqui

Agregar a Mis Favoritos | Netscape: CTRL +D

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


Gracias a la colaboración de nuestra querida amiga y colaboradora la Dra. Roma Bettoni. podemos ofrecerles esta sección, aqui podreis conocer u poco la salud mental y espiritual para poder lograr un grado de aceptación y bienestar saludable. Si tienes algún artículos que enviarnos no dudes en hacerlo.

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


VIAJEMOS A NUESTRO INTERIOR
Dra. Roma Bettoni

Te invito a viajar a un mundo para mucha gente desconocido y seguramente muy personal y distinto para cada uno.

La intención es que, conozcas algo de ese interior y que te plantees el interés por seguir buscando en los días que siguen y en el resto de la vida porque es muy bueno conocerse para modificar lo que no nos gusta y para solidificar lo que sí nos agrada.

Dentro nuestro hay un sinfín de temas y de cuestiones que es bueno desentrañar y conocer. Nosotros somos cuerpo, mente, espíritu y emociones, de manera que mira cuántas cosas para trabajar podemos hallar dentro. Pero últimamente se puede observar que la gente, casi toda, la que trabaja espiritualmente y la que rechaza cualquier tema de estos, se está comportando cada vez peor.

El otro día en clase conversábamos diciendo: ¿podemos afirmar, nosotros que suponemos estar un pasito más adelante en el estudio de la mente y la espiritualidad, que el mundo va camino a algo mejor o directamente va a la destrucción? La conclusión fue que la Tierra, por los medios que tiene: lluvia, vientos, huracanes, terremotos, etc, se está quejando del trato que le damos y las consecuencias las conocemos todos.
Pero el hombre dentro de sus limitaciones, en forma individual o colectiva está yendo a más; está tratando de superarse, de crecer, de ser mejor.
¿Te parece una fantasía? ¿Crees que estoy hablando de una historia de ciencia ficción?
¡NO!
Sabes que cuando uno habla del hombre para definir esta idea, piensa en el jefe maldito que les hace la vida imposible, en el guarda del ómnibus que los trata mal, en el almacenero que es un maleducado, en el esposo o esposa que es un desconsiderado, en el hijo que está rebelde. Pero tú sabes que el mundo no se termina en esa vuelta cortita. El universo es mucho más que eso y afortunadamente frente a millones de personas que hacen guerra y mucho daño por intereses personales, hay muchos otros millones que trabajan espiritualmente y oran para que todo mejore. A pesar de las pestes, de las guerras y tantas otras maldades y quizás, a consecuencia de ellas, es que el hombre está creciendo.

Por eso el tema de hoy porque es bueno comenzar por uno mismo para arreglar el mundo.
En la 9ª. Revelación un libro, de gran actualidad y best seller, se dice que el hombre vive muy preocupado por tratar de modificar el mundo y la ecología, por hacer crecer la espiritualidad y por vivir en armonía general. Pero va siempre a soluciones tan grandes que le son inalcanzables. Lo ideal es mejorar primero uno para mejorar al mundo. Lo primero es tratarnos bien nosotros y al entorno para contribuir a mejorar el mundo. Dice el mismo libro que mucha gente quiere cambiar de actividad para hacer algo mejor por el mundo, pero se puede comenzar desarrollando con mayor espiritualidad e interés, el trabajo que ya tenemos y haremos la gran contribución individual.


Para preparar el equipaje que llevaremos vas a preguntarte, primero, con cuál o cuáles de estos tipos de personas te identificas.
Sin perjuicio que puedes aprovechar para hacer un examen de la gente del entorno, sobre todo de los que primero vengan a la mente porque ellos serán los grandes maestros. Cuando alguien vive una situación desagradable con alguien, cuesta ver y creer que esto sucede para que aprendamos, siempre se tiende a sufrir y hasta maldecir la situación, pero no a analizarla.

1. DOMINADORES

2. SABELOTODOS

3. AGRADABLES

4. NO VA A FUNCIONAR O PESIMISTAS

5. MUEBLES O INDIFERENTES

6. QUEJUMBROSOS , VICTIMAS O POBRE DE MI

Aclaremos ante todo que uno puede sentirse de muchas formas frente a situaciones distintas. De pronto frente a los padres puedes ser sabelotodo y agradable con los amigos. Uno puede ser dominador con los hijos y pesimista para uno mismo y sus proyectos. Nunca se tiene una sola forma de ser, casi hay tantas formas de ser como roles desempeñemos.
¿Cuántos roles tienes? Eres hijo, seguro, a veces padre, hermano, amigo, jefe, subalterno, empleado, ama de casa, vecino, cuñado, profesor, profesional, televidente, oyente de radio, crítico de cine o director técnico de tu equipo favorito y muchos más que no se me ocurren en este momento.
Para cada rol desempeñas una forma de actuar distinta de esas seis formas mencionadas antes.

Cada uno de nosotros se relaciona diferente con los distintos tipos de personas, dependiendo además del momento en que lo hagamos.

Vamos a ver uno por uno, mientras que buscas, si con frecuencia, sientes que te comporta de alguna de esta maneras.

DOMINADORES

Se les llama, también, INTIMIDADOR. Es la persona agresiva que trata de tomar el mando de todo, que grita y hasta agrede físicamente, son los "calderita de lata", los clásicos jefes de la tribu, el que cree que por medio del miedo se puede lograr lo que conseguirían mejor con dulces palabras. Son los que les da vergüenza la ternura, los animales domésticos, las demostraciones de afecto; son los prepotentes, en una palabra: muy difíciles, casi insoportables.

¿Quién no tiene o ha tenido un "DOMINADOR" en su vida? Es el jefe que destrata, el cónyuge que grita, el hijo desconsiderado que exige, el vecino que molesta, el amigo que increpa.

Sin embargo, lo que importa ahora es también que cada uno se reconozca, si es DOMINADOR, porque cuando vayamos directamente al interior será más fácil lograr los cambios deseados.

Me decía en clase una chica joven hace pocos días que ella grita mucho cuando discute con su esposo porque éste la saca de quicio, sin embargo a su hijita de dos años no le grita nunca, no obstante la niña, la mira con miedo a veces y siempre tiene inexplicables alergias, seguramente sicosomáticas.

La niña en este caso no sabe cuándo le gritará a ella, cuándo se pondrá furiosa con ella, porque como es chica no sabe que los temas son con el padre y que a ella no le gritará nunca. Esta muchacha reconoce que desde pequeña grita para conseguir las cosas porque cuando era chica si gritaba todo el mundo hacía lo que ella quería. Sin embargo, con su hija no puede ponerse mala ni gritar porque le inspira ternura esa niñita indefensa.

¿Te das cuenta lo perjudicial que puede ser para ti y para el entorno los arranques de furia?
Porque cuando la niña crezca, si ella no cambia, también pensará que hay que gritar para conseguir las cosas, o por el contrario será una víctima a la que cualquiera le grite y ella se esconda asustada, aún cuando sea mayor.

Por otra parte la gente DOMINADORA, sufre también físicamente, porque cada ataque de rabia hace que su pulso se acelere, que su presión sufra, que su stress aumente, en definitiva que peligre su vida.

¿Te pusiste alguna vez a pensar qué puede haber en la vida que pueda ameritar un arranque de rabia? Si es algo que se puede modificar lo mejor será lograrlo por otros medios y si gritas frente a lo irremediable, será tiempo perdido.

Frente a la gente que grita para dominar la situación, se puede uno enfrentar con estas técnicas:

SABELOTODOS
Son los que tienen respuesta para todo; todo lo hacen mejor y siempre saben más. Se ve con frecuencia en los jefes y los padres, basados en su experiencia. Muchas veces es mejor que cada uno se las arregle solo, para que también adquiera experiencia. Además, uno puede saber mucho de algo pero todo de todo, es imposible.

Uno se ha sentido en alguna oportunidad que sabe más que la persona con la que está hablando, pero habrá que juzgar si es necesario destacar esa situación o si más vale pasar por saber menos.
En otros casos el que habla con nosotros sabe más que uno sobre algo, pero cuidado con la forma de decirlo: evitar aceptar la prepotencia y la humillación.
Por otra parte cualquiera conoce que no sabe todo de todo.
Es la gente que les dice: "Sí eso que te pasó fue grave, pero yo en tu lugar hubiera hecho tal cosa, como hice cuando se me planteó a mí". "Lo que sucede es que tú no sabes desempeñarte bien" "Yo lo hubiera hecho mejor"

AGRADABLES

Son los típicos ubicados, sinceros, frontales cuando hay que serlo, sensibles, pero no sensibleros, discretos, amables, amistosos, solidarios es esta gente que quiere y aprecia todo el mundo.
No son ejemplares muy abundantes y lo más difícil de saber es si no están actuando. Sucede que es complicado actuar todo el tiempo de manera que en algún momento se los puede tomar desprevenidos.
Cuando uno encuentra un ejemplar de estos más vale lo atesora y lo valora.
Ten en cuenta, también, que como no somos todo el tiempo de una forma sola, puede ser que a esta gente tan agradable haya algo que los saque de las casillas. Habrá que tolerarlos y respetarlos en esos momentos porque debe ser algo muy puntual que no logran soportar.
Ojalá cada uno de nosotros pueda decir que es agradable a tiempo completo.


LOS "NO VA A FUNCIONAR" O PESIMISTAS

Son los que rechazan la idea de otro o las propias por sistema. Los típicos "contra". Los que llevan su pesimismo a ultranza. Nada está puesto en este mundo para ellos y mucho menos si no significa un enorme esfuerzo, que no están dispuestos a hacer porque se dejan abatir antes de empezar.
Cuidado con esta gente porque el pesimismo es contagioso. También lo es el optimismo pero de manera más lenta.
Se han logrado vacunas y medicamentos muy importantes para muchas enfermedades, pero no se ha creado nada contra el pesimismo.
El pesimista representa un peligro contra la sociedad porque ésta se va achatando, se van perdiendo iniciativas.
Este pesimista tiene muchas formas de alimentarse y nosotros al conocerlas debemos evitarlas.
Una es la atención dedicada a los noticieros y a los diarios solamente en cuanto a malas noticias se refiere. ¿Alguno piensa por casualidad que las cosas irán mejor porque las maldiga o las llore? Todo lo contrario, perderá energía para combatirlas.
Cuidado que nadie habla de egoísmo, hablamos de ese regocijo por las cosas malas sin buscarle ni acercarles solución.
Para tener en cuenta: toda existencia humana encierra su parte de satisfacción: sólo es necesario conocerla y sacarla a la luz. Hay personas que viven toda su vida sin sospechar que poseen una enorme riqueza en su interior y envidian la que conocen de otros.

MUEBLES O INDIFERENTES O DISTANTES

Son los que hay que pinchar para lograr su participación, porque no les interesa nunca lo que está pasando o porque han descubierto que la línea del menor esfuerzo es la más ventajosa.
Cuanto menos arriesgan menos amenazados se sienten
Si uno les habla, contestan con desgano o no contestan; están lo menos posible en la casa, delegan sus funciones en personas que, ellos saben, van a actuar bien porque no son tontos; no tienen un pelo de bobos. No actúan pero dejan actuar a quienes harán las cosas mejor que ellos.
Son los padres que miran la televisión o leen el diario cuando hay que decidir o hacer un mandado, los que miran de reojo las calificaciones de sus hijos, total está el otro padre para hacerlo.
Son muy cómodos y casi siempre esta conducta viene dada de experiencias de la infancia cuando se tuvieron que enfrentar con padres amenazadores, de los que aquí llamamos dominadores.

QUEJUMBROSOS O POBRES DE MI O VICTIMAS

Critican y se quejan de todo ya sea directamente o con lamentos. Nunca está nada bien, siempre están enfermos y nunca les prestamos, a su criterio, demasiada atención. Todo el mundo está en su contra. La felicidad es algo que les pertenece a los otros. Se lamentan todo el tiempo, se quejan, su deseo íntimo es inspirar lástima, emoción que da en ellos una energía importante.
Les encanta contar sus enfermedades con lujo de detalles.
Cuidado! Es la única forma de ser que casi nunca se reconoce por la propia persona. Es decir, que si estás buscando en tu interior la existencia de estos diferentes tipos de personalidades, ten en cuenta que te va a costar reconocer que eres pobre de mí o víctima.
Se ve con frecuencia en las mujeres y sobre todo las amas de casa que esperan a los hijos y al esposo con una avalancha de sinsabores que tuvieron durante su ausencia.

En alguna otra columna te explicaré cuáles son las técnicas para enfrentar cualquier tipo de personalidad de las descriptas.