Bienvenidas a La Mujer Online - la Web de todas las Mujeres Hispanas

Menú

INTRODUCCION

Home
Página de Inicio
Recomiéndanos

ACTUALIDAD 

Poesias del Día
Añadir Poesias
La Receta del Día
Añadir Recetas
Horóscopo
Numerologia
Tarot

A TODAS HORAS

Las Dietas
Tu Apellido
Tus Sueños
Medicina
Postales Escritas
Literatura
Horóscopo Chino
Cuentos

Consejos y Trucos

Belleza
Hogar
Niños
Salud
Cocina
Limpieza

SUGERENCIAS

Enviar Articulos
Comentarios
Errores

GUESTBOOK

Ver Guestbook

Firmar Guestbook

LINKS

DeToDoUnPoCo

Coleccionando

La Isla Virtual
WebServicio.com
Somos Amigos
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
 Lista de Novedades
Email:
   
 
Tu Página de Inicio | Explorer Pulsa Aqui

Agregar a Mis Favoritos | Netscape: CTRL +D

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


Gracias a la colaboración de nuestra querida amiga y colaboradora la Dra. Roma Bettoni. podemos ofrecerles esta sección, aqui podreis conocer u poco la salud mental y espiritual para poder lograr un grado de aceptación y bienestar saludable. Si tienes algún artículos que enviarnos no dudes en hacerlo.

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


ENCARANDO EL AÑO POSITIVAMENTE
Dra. Roma Bettoni

¿Sabes cómo encararás la vida en este período que tienes por delante?
En determinada época del año: final o comienzo del mismo, la gente se detiene en su apurada y rutinaria carrera, hace su balance y planifica sus proyectos para el período siguiente.
Ideal es, en consecuencia, esta circunstancia para dar algunas pautas sobre la forma en que pueden encararse estas tareas: usando muchas técnicas a la luz de otras tantas disciplinas y puntos de vista. Aquí brindaremos la forma de encararlo positivamente.
Porque es un buen momento de convencerse que vale la pena pensar en positivo, dado que esto será lo que atraeremos a nuestra vida.
Es importante que el balance no sea tomado con negatividad, registrando solamente las cosas que no pudimos hacer sino que al tomar en cuenta cuántas tareas hicimos, saldrán a la luz indirectamente las que no pudimos cumplir.

La mente, sobre la cual se ha escrito mucho y se desconoce tanto, se fija en un pensamiento, lo construye y establece las conexiones necesarias para hacerlo realidad. De allí que sea imprescindible seleccionar lo que pensamos y de la forma que lo hacemos.
Se afirma que somos lo que pensamos. Por lo tanto los cuidados en este tema nunca son exagerados. De manera que al realizar el balance sobre lo actuado en el año debe hacerse preferentemente un análisis objetivo de los hechos más importantes, buscando, como quedó dicho, de no centrarse solamente en lo que faltó sino también en lo concretado satisfactoriamente. Las personas solemos contabilizar las carencias o las fallas mentalmente y registrar las posesiones en todos los órdenes con el alma; de allí que sea más sencilla y común la primer tarea que la segunda.
Por un lado debe repasarse el año, planteándose la interrogante sobre qué se ha podido aprender sobre todo de las malas experiencias y perdonar a aquellas personas que han contribuido en los aspectos negativos de ese período, así como perdonarnos por la participación que hayamos tenido nosotros en esos hechos. Muchas veces hasta corresponde agradecer a la gente que nos ha hecho daño pues nos dio la posibilidad de conocernos, crecer y perdonar.
Por otra parte veremos los asuntos positivos, las experiencias buenas hablan por si solas; el tema más escabroso es el cúmulo de momentos difíciles por los que debimos pasar. Solamente extrayendo la buena enseñanza que esos hechos pudieron dejar y olvidando los detalles miserables que pudieron tener es que se logra avanzar hacia un futuro diferente
Limpios, livianos, despojados de odios, resentimientos y frustraciones encaramos la planificación del año que viviremos.
El pasado ya pasó y es imposible cambiarlo por más amargura que nos haya dejado. De manera que lo único que queda es proyectar un excelente futuro tal y como lo deseamos vivir. Este futuro pronto será presente y con él es con lo único que podemos contar.
El día es hoy. Por lo tanto el objetivo será vivir con alegría.
Para ello analizaremos qué tareas pendientes nos han quedado. Yo sé que si formas parte del mundo globalizado y tecnológico o eres medianamente ocupado y posees muy claros tus objetivos y hasta conoces la manera de alcanzarlos, ya tienes programado tu futuro por escrito desde hace años y vas realizando todo detalladamente acorde a un cronograma. Cada etapa se cumple con rigurosa puntualidad y si no se logra no se debe a ti sino a factores externos, imponderables que tiene la vida. Tu actuación es prolija y escrupulosamente medida.
Pero a veces resulta sumamente sencillo manejar la vida profesional pero es más dificultoso vivir nuestra existencia cotidiana entre la pareja o la falta de ella, los hijos, los ex esposos, los novios, los padres, y demás familiares y amigos. En muchas oportunidades desearíamos poder manejar la vida personal de la misma brillante forma en que guiamos la vida profesional.
Fíjate qué tareas pendientes te han quedado ( a todos los niveles): la caricia que no diste, la llamada telefónica que no contestaste, el halago que no dijiste, el enfermo que no visitaste, el amor que no sentiste, el trabajo que hiciste con desgano, el dinero que no ganaste ni gastaste, aquel deseo que no pudiste cumplir, el proyecto internacional que no cumpliste, el viaje que no hiciste, el momento de ocio que no te permitiste disfrutar, la colaboración que negaste; la lista es interminable y sobre todo personal e intransferible.
Cumplido esto corresponde proponerse encarar el período que comienza, con alegría y optimismo. Todo es posible si lo deseamos verdaderamente y además nuestros anhelos son razonables y justos. Si lo que te propones no perjudica a nadie y es razonable se cumplirá, siempre y cuando pongas en ello verdaderas "ganas" y agregues a todos los emprendimientos, sean materiales o espirituales, toda la alegría y el optimismo que seas capaz de sentir.
La misma organización escrita que tienes para tu trabajo vuélcala a tus más caros deseos. Haz listas con tus anhelos más disparatados y los más cuerdos, con aquellas cosas que hasta te parece imposible hoy día conseguir: deja a la vida actuar y verás cumplirse todo sin obstáculos.
La alegría, el optimismo y la justicia son conceptos y sentimientos que se pueden aprender y aprehender con constancia y verdadero deseo del logro.
Los maravillosos resultados no están lejos si te lo propones.
¡ A trabajar, pues, para que este año sea excepcional!

Dra. Roma Bettoni