Bienvenidas a La Mujer Online - la Web de todas las Mujeres Hispanas

Menú

INTRODUCCION

Home
Página de Inicio
Recomiéndanos

ACTUALIDAD 

Poesias del Día
Añadir Poesias
La Receta del Día
Añadir Recetas
Horóscopo
Numerologia
Tarot

A TODAS HORAS

Las Dietas
Tu Apellido
Tus Sueños
Medicina
Postales Escritas
Literatura
Horóscopo Chino
Cuentos

Consejos y Trucos

Belleza
Hogar
Niños
Salud
Cocina
Limpieza

SUGERENCIAS

Enviar Articulos
Comentarios
Errores

GUESTBOOK

Ver Guestbook

Firmar Guestbook

LINKS

DeToDoUnPoCo

Coleccionando

La Isla Virtual
WebServicio.com
Somos Amigos
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
 Lista de Novedades
Email:
   
 
Tu Página de Inicio | Explorer Pulsa Aqui

Agregar a Mis Favoritos | Netscape: CTRL +D

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


Gracias a la colaboración de nuestra querida amiga y colaboradora la Dra. Roma Bettoni. podemos ofrecerles esta sección, aqui podreis conocer u poco la salud mental y espiritual para poder lograr un grado de aceptación y bienestar saludable. Si tienes algún artículos que enviarnos no dudes en hacerlo.

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


ABRETE A LA PROSPERIDAD - Parte 2

El dinero es sólo un medio. La amistad, el amor, el arte, el conocimiento, la realización laboral son las verdaderas riquezas de una vida en abundancia. Tener suficiente dinero nos permitirá disfrutar de ellas con plenitud sin estar agobiados por las deudas o sin tener que medir cada paso que demos.
Las cosas más importantes de la vida: compartir la vida con la persona amada, tener un hijo, disfrutar de un día libre con amigos, pasear al sol, leer un libro no tienen relación directa con el dinero. Sin embargo, se pueden disfrutar más y mejor sin la presión de las penurias económicas.
El dinero no es más que un código que inventamos los humanos como sistema de intercambio. Por lo tanto tiene el valor que le demos. Los billetes, las monedas, los cheques, los papeles económicos son simples depositarios de pensamientos, de ideas humanas, de energía humana. Por lo tanto el único límite posible a la cantidad de dinero que pueda existir es la imaginación y ésta ya sabemos que no tiene límites.
Como en toda relación humana la clave está en que la energía fluya. Cuando el dinero circula, funciona la economía. Recuerda que la vida te devuelve multiplicado aquello que tú le brindas, por lo tanto no acumules el dinero ocioso en cuantas bancarias, haz que circule y todo le mundo se beneficiará. Es decir que cuanto más generosos somos más tendremos para compartir.
Puede que pienses: cómo puedes compartir si apenas te alcanza para tu vida; pues allí está la clave siempre se puede compartir lo que se posee y entonces vuelve multiplicado.
La riqueza del mundo no es de nadie. Nadie posee nada en realidad; no se posee el dinero como no se posee la tierra o el aire. Esa casa que amas tanto no es más que una fracción de terreno que te presta la Tierra mientras estés en este mundo; ese apartamento no es más que una fracción de espacio que el Universo te presta mientras lo puedas usar. No te aferres, por lo tanto a nada, deja circular las cosas y el dinero y más tendrás para disfrutar y compartir.
De la misma forma que debemos aprender a ser generosos, debemos aprender a aceptar la riqueza. Se nos ha inculcado que "ganarás el pan con el sudor de tu frente" y en consecuencia no solemos aceptar naturalmente la riqueza. A menudo resulta más fácil regalar que recibir regalos y muchas veces preferimos dar dinero que recibirlo. Deténte un momento ahora y piensa cuántas veces te costó valorar tu trabajo para cobrarlo adecuadamente. Como de pequeños nos inculcan que debemos trabajar duro para obtener todo, cuando nos llega el dinero sin que hayamos sufrido mucho nos sentimos culpables e incómodos. Creemos no merecerlo y de hecho no lo merecemos hasta que podamos entender que nada es de nadie, que todo lo tenemos prestado y que por ello todos tenemos derecho a todo.
El primer paso hacia la riqueza es ser generosos y el segundo aprender a agradecer el dinero que nos viene porque lo merecemos; aún en sociedades quejosas y con dificultades económicas como las nuestras (uruguaya y argentina). ¿Nunca te preguntaste por qué unos ganan a la lotería y otros lo desean toda la vida? Es momento de reflexionar.
Al fin y al cabo, si estamos convencidos de no merecer ser ricos tenderemos a hacer todo lo posible para no serlo. Porque ser rico es más difícil que ser pobre, más difícil para la tranquilidad de la conciencia de uno, más difícil porque hay que saber qué hacer con el dinero y a la vez sentirnos bien. Para ello es necesario que tengamos bien claro para qué queremos ser ricos, es decir cuál es nuestra meta global en la vida. Si sabemos lo que queremos hacer, sabremos cómo haremos circular el dinero de manera que también enriquezca a los demás.
Podremos abrir las puertas de la prosperidad en todos los órdenes de la vida.


Dra. Roma Bettoni. ( romabe@fastlink.com.uy )

<<< Anterior