Bienvenidas a La Mujer Online - la Web de todas las Mujeres Hispanas

Menú

INTRODUCCION

Home
Página de Inicio
Recomiéndanos

ACTUALIDAD 

Poesias del Día
Añadir Poesias
La Receta del Día
Añadir Recetas
Horóscopo
Numerologia
Tarot

A TODAS HORAS

Las Dietas
Tu Apellido
Tus Sueños
Medicina
Postales Escritas
Literatura
Horóscopo Chino
Cuentos

Consejos y Trucos

Belleza
Hogar
Niños
Salud
Cocina
Limpieza

SUGERENCIAS

Enviar Articulos
Comentarios
Errores

GUESTBOOK

Ver Guestbook

Firmar Guestbook

LINKS

DeToDoUnPoCo

Coleccionando

La Isla Virtual
WebServicio.com
Somos Amigos
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
 Lista de Novedades
Email:
   
 
Tu Página de Inicio | Explorer Pulsa Aqui

Agregar a Mis Favoritos | Netscape: CTRL +D

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


Gracias a la colaboración de nuestra querida amiga y colaboradora la Dra. Roma Bettoni. podemos ofrecerles esta sección, aqui podreis conocer u poco la salud mental y espiritual para poder lograr un grado de aceptación y bienestar saludable. Si tienes algún artículos que enviarnos no dudes en hacerlo.

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


LA ELECCION ES NUESTRA
Dra. Roma Bettoni

Vivimos inmersas en un entorno cuyos límites estrictos más de una vez nos asfixian o, por lo menos, cada vez con más frecuencia nos hacen suspirar profundamente para absorber más aire. Aceptamos los ajetreos y las presiones como parte natural de los muchos roles que debemos desempeñar.
Cuando se es mujer y activa se es además ama de casa, ama de llaves, secretaria, madre, esposa, hija, abuela, nuera y suegra, ejecutiva, ministra de economía, cocinera, profesora y educadora a tiempo completo, jefa y subalterna, presidenta de compañía y tantas otras funciones que seguramente cada una de nosotras desempeña y ahora se me escapan.



Todos estos roles poseen reglas y cánones que debemos cumplir. Por ello para muchas de nosotras la realidad se hace "pesada" y algunas veces peor: "negativa".
La realidad no es negativa ni positiva, simplemente es y depende de cada uno la forma en que elija vivirla.
Muchos eventos de la vida, afortunadamente, pueden planificarse, prevenirse y programarse. Otros han de aceptarse como vienen, pero el libre albedrío de cada ser humano es decidir cómo enfrentará los acontecimientos de la vida.
Aclaremos. Tú puedes planificar, programar detalladamente tu casamiento, la economía de tu empresa, la forma de tu silueta, el vestido que llevarás a una fiesta. Pero no estará a tu alcance evitar que llueva el día de la fiesta, alejar las consecuencias que la economía nacional acarree a tu empresa, ordenarle al amor de tu vida que te corresponda de la misma forma. No puedes ser más alta ni más joven, elegir tus padres ni a tus hermanos y ni qué hablar de evitar las enfermedades de tus seres queridos y allegados y el fallecimiento de ellos.
Si uno reconoce que la vida es como debe ser y lo acepta, enfrentando libremente cada situación que se presente, tendrá en sus manos la llave de la felicidad.
Si cuando estás preparada para vivir la gran ocasión especial y te has arreglado esmeradamente, se descuelga el segundo diluvio universal, tú podrás amargarte y sumirte en la desesperación que te haga disgustar al extremo de no tener voluntad de ir donde pensabas o puedes decirte que, salvo que tuvieras planeado un día de campo, nada puede desanimarte. La elección es tuya.
Frente a la enfermedad o fallecimiento de un ser querido puedes, también, sumirte en un pesar que te acompañe el resto de tus días o puedes tomar la enfermedad como un aprendizaje a través del dolor para todos, como una ocasión para demostrar tu afecto más que nunca; frente a la muerte puedes elegir sufrir eternamente o tomarla como lo que es: un pasaje a un diferente estado espiritual.
Nadie dice que no debas vivir tu dolor humano, justificable y entendible. Pero no para siempre; en este caso la elección es tuya.
Te propongo que cuando tengas la tentación de vivir para siempre en la negatividad y la amargura digas "No, gracias, paso", igual que si te invitaran con cigarrillos si no fumas o con masitas si estás a régimen.
Ponte a régimen de pensamientos negativos. Déjalos pasar, que sigan su camino, porque la vida siempre vale la pena vivirla positivamente.