Bienvenidas a La Mujer Online - la Web de todas las Mujeres Hispanas

Menú

INTRODUCCION

Home
Página de Inicio
Recomiéndanos

ACTUALIDAD 

Poesias del Día
Añadir Poesias
La Receta del Día
Añadir Recetas
Horóscopo
Numerologia
Tarot

A TODAS HORAS

Las Dietas
Tu Apellido
Tus Sueños
Medicina
Postales Escritas
Literatura
Horóscopo Chino
Cuentos

Consejos y Trucos

Belleza
Hogar
Niños
Salud
Cocina
Limpieza

SUGERENCIAS

Enviar Articulos
Comentarios
Errores

GUESTBOOK

Ver Guestbook

Firmar Guestbook

LINKS

DeToDoUnPoCo

Coleccionando

La Isla Virtual
WebServicio.com
Somos Amigos
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
 Lista de Novedades
Email:
   
 
Tu Página de Inicio | Explorer Pulsa Aqui

Agregar a Mis Favoritos | Netscape: CTRL +D

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


Gracias a la colaboración de nuestra querida amiga y colaboradora la Dra. Roma Bettoni. podemos ofrecerles esta sección, aqui podreis conocer u poco la salud mental y espiritual para poder lograr un grado de aceptación y bienestar saludable. Si tienes algún artículos que enviarnos no dudes en hacerlo.

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


A LAS MUJERES DE 50.
Dra. Roma Bettoni

Para ti que estás acostumbrado a leer esta columna semana a semana, será sorprendente el tema de hoy. Sucede que la proximidad de mis 50 años me ha hecho reflexionar sobre lo que significa cumplir medio siglo (uf! que feo suena así!). En realidad las mujeres de hoy día no cumplimos medio siglo sino cincuenta años. Puede ser que numéricamente sea lo mismo, pero para nuestro ego y nuestros oídos por cierto que no lo es.

Mientras escribo escucho a Cacho Castaña cantar "Garganta con arena" y luego varío a María Marta Serra Lima con algunos de sus boleros y me doy cuenta que indefectiblemente y gracias a Dios, voy a cumplir 50 años, sin disimulos y con orgullo, te diría.

¿Por qué es tan importante señalar esta fecha? Porque las mujeres de hoy día disfrutamos de los años de otra forma, nos adaptamos a los cambios que son muchos y en todos los órdenes y planeamos los festejos como si fuera el día de la Independencia Nacional... y quizás lo sea, porque esta edad te da derecho a pensar y sentir en forma independiente, a no ser esclava ni del reloj.

Por supuesto no todas sienten lo mismo, pero a aquellas que sientan que la vida va en declive, que ya no son las muchachitas que fueron, que debieron comprar ropa dos o tres talles más grandes que hace veinte años, las invito a pensar y a ver las maravillas que tiene ser una mujer de 50 años en el año 2000.
Hay muchos aspectos que no podría tomarlos como positivos ni la más optimista de la Tierra, pero vienen como el IVA que adhiere a tu vida esta edad y lo mejor, te lo digo por experiencia, es dejarlos fluir, hacer lo que esté a tu alcance por sobrellevarlos y pensar que a todas les pasa lo mismo o les va a pasar. Me refiero, obviamente, a esos cambios hormonales que se producen más o menos en esta edad que hacen que te mueras de calor y al rato de frío, que te destapes por la noche aunque haya un grado bajo cero, que te cambie el cuerpo y se te acumule grasa donde nunca tuviste, que te olvides de las cosas, que duermas menos, que de pronto sientas que se te sale el corazón por la boca, que abandones aquella prolija y eficiente persona que había en ti por una a la que le cuesta todo mucho más, etc, etc, etc. Tú, sabes igual que yo que la lista es tediosa e interminable.
La buena noticia es que hay muchas terapias sustitutivas de esas carencias hormonales que te hacen olvidar estos síntomas y te devuelven la vida y la imagen que tenías antes de entrar en ese ciclo tan especial denominado "climaterio". Por mi parte no soy partidaria de las terapias hormonales pero si quieres te puedo recomendar un médico que por medio de homeopatía, ha logrado que me olvide de todo lo desagradable que tiene este período.
Cuando te olvidas de lo negativo de esta etapa, es que comienzas a disfrutar de los festejos, organizas todo meticulosamente y empiezas a planificar tu cumpleaños a todo vapor. Te cuento que hoy día es tan frecuente la fiesta de 50 años, como la de 15. Si vas a alguna joyería a comprar un regalo para alguna amiga, te ofrecen organizarte el regalo colectivo cuando tú cumplas. Si recorres las casas de cotillón verás que a nadie se le mueve un músculo cuando dices que estás organizando una fiesta, pero no es de 15 sino de 50!
También los hombres han entrado en la era del festejo de los 50. En lo que va del año ya tuve tres festejos de hombres que también están encantados de llegar a esta edad enteritos, radiantes, saludables y algunos hasta llegan atléticos. Porque esto de la buena figura no tiene mucho que ver con la edad sino con el amor por los deportes o la gimnasia. Hay hombres y mujeres que pasan la mitad del día haciendo "fierros" y otros que no pasan ni por la puerta del gimnasio. Todos tienen razón porque lo importante a esta edad es no hacer nada que no te guste. Bueno, sí, claro, nadie dice que renuncies a trabajar porque si hay algo realmente difícil a los 50 años, es conseguir trabajo. Eres muy viejo para empezar y muy joven para jubilarte, así que no enloquezcas y cuida lo que tengas: ya vendrán tiempos mejores.
Puedes comenzar a hacer tareas que nunca antes hiciste como por ejemplo manualidades, por ahí descubres que pintas como nadie o que los arreglos de flores secas te salen estupendos y comienzas a arreglar iglesias para casamientos. En lo personal, yo comencé a pintar artesanías y te confieso que nunca pensé que sería capaz de hacerlo tan bien (fuera de toda falsa modestia, claro). También hice muchos álbumes de fotos, comenzando desde mis bisabuelos a la fecha, les puse comentarios jocosos y logré en pocos días dar un vistazo a todo lo que fui e hice hasta ahora, reconocí mis raíces y repasé mi vida llegando a la conclusión que a la hora del balance me doy cuenta que la cosa estuvo repartida. Pero de algo estoy segura, todo fue para mi bien y si fui capaz de pasar todo aquello seguramente podré con lo que venga.
Mi mensaje para esta edad es:
¤ No te dejes sorprender por los cambios pues ellos sucederán siempre, de manera que ya puedes ir viendo qué vas a hacer cuando se den.
¤ Intenta estar siempre ocupada y con proyectos, la clave es tener algo que hacer, algo que esperar y algo que desear.
¤ No dejes caer tu autoestima, sigues siendo tan encantadora, o quizás más, que a los quince y ahora tienes una experiencia que envidiaría más de una jovencita.
¤ Intenta amar intensamente y en todas sus formas. Es cierto que los hombres a esta edad están un poco escasos porque van detrás de las muy jóvenes, pero siempre hay alguien centrado que estará encantado de compartir con una mujer tan bella por dentro y por fuera como tú, los próximos años de su vida. De lo contrario vuélcate a tus nietos o las mascotas. Siempre hay una sociedad benéfica que te recibirá con los brazos abiertos.
¤ No te jubiles de la vida. Aunque te parezca mentira hay placeres que recién comienzan. Vívelos sin culpas.
¤ Vigila tu salud. Hay muchos cambios que debes mantener controlados para que no te den sorpresas. Las únicas sorpresas las debes dar tú, anunciando que te vas de viaje, te pusiste de novia, te divorciaste o por fin lograste perdonar aquella ofensa que te tenía tan amargada.
¤ Es la hora de estudiar aquellas cosas postergadas, por los chicos, por el negocio que tienes con tu marido, porque no tenías tiempo o te daba vergüenza. Como ahora sólo haces lo que te gusta, abandona esa posición de víctima y sal al encuentro de los conocimientos y el tiempo perdido. Por ahí descubres un talento que mantenías oculto y que además de hacerte feliz, hasta se convierte en otra fuente de ingresos. ¿Cómo te ves haciendo teatro, algún taller de crecimiento personal, aprendiendo a escribir poesía, hacer manualidades, o danza?
¤ Mantén un grupo de amigas de más o menos la misma edad, entre las cuales podrán darse ánimo en esos días en que te parezca que el mundo se te viene encima.
¤ Mantente informada y actualizada. Es importante que tengas presente que el promedio de vida ha cambiado y que hoy no sorprende ver personas de 100 años muy lúcidas y felices (observa la Reina Madre de Inglaterra) Ojalá tú puedas ser una de ellas: sana, lúcida y feliz.
¤ Procura ser una persona "de luz", a la que todos busquen y abandona las quejas y los malos humores que hacen que la gente te soporte o huya de ti.

En definitiva, recuerda que cumplir años cualquiera sea la cifra: 15, 20, 50 o 100 es una ocasión más para agradecer a la vida. Y seguramente tú eres una persona agradecida.