Bienvenidas a La Mujer Online - la Web de todas las Mujeres Hispanas

Menú

INTRODUCCION

Home
Página de Inicio
Recomiéndanos

ACTUALIDAD 

Poesias del Día
Añadir Poesias
La Receta del Día
Añadir Recetas
Horóscopo
Numerologia
Tarot

A TODAS HORAS

Las Dietas
Tu Apellido
Tus Sueños
Medicina
Postales Escritas
Literatura
Horóscopo Chino
Cuentos

Consejos y Trucos

Belleza
Hogar
Niños
Salud
Cocina
Limpieza

SUGERENCIAS

Enviar Articulos
Comentarios
Errores

GUESTBOOK

Ver Guestbook

Firmar Guestbook

LINKS

DeToDoUnPoCo

Coleccionando

La Isla Virtual
WebServicio.com
Somos Amigos
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
 Lista de Novedades
Email:
   
 
Tu Página de Inicio | Explorer Pulsa Aqui

Agregar a Mis Favoritos | Netscape: CTRL +D

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


Gracias a la colaboración de nuestra querida amiga y colaboradora la Dra. Roma Bettoni. podemos ofrecerles esta sección, aqui podreis conocer u poco la salud mental y espiritual para poder lograr un grado de aceptación y bienestar saludable. Si tienes algún artículos que enviarnos no dudes en hacerlo.

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


EL TESORO ESTÁ EN TU CASA - Parte 2

PROPUESTAS

Procura terminar el día dedicando unos minutos a pensar en todo lo que aprecias de la vida y por lo que te sientes agradecido. Incorpora a estos pensamientos también los acontecimientos negativos porque te dejan, si las sabes ver, enseñanzas positivas.
Recuerda que la verdad tiene varias caras y por lo menos una es positiva.
Los seres humanos estamos acostumbrados a contabilizar lo que tenemos con el corazón y de lo que carecemos con la mente por eso nos es más sencillo saber qué cosas nos faltan.
Esfuérzate por expresar tu aprecio a las personas por las que sientes algún tipo de agradecimiento. Todos los seres humanos necesitamos el aprecio de los demás y no hay nada que nos mantenga más motivados que sentirnos valorados por el resto. La verdadera gratitud es tan buena para el que la expresa como para el que la recibe: beneficia a ambos.

Generosidad

Compartir lo que tenemos con quien no lo posee no es solamente dar lo que el otro no tiene sino acoger su carencia y hacerla parte de nuestras vidas. Ser generoso con los demás no es dar lo que nos sobra sino ser capaces de extraer de la vida cuanto creemos que necesitan los demás. Cuando vacías tu ropero y placares para darle a quienes tienen menos que tú no significa que debas deshacerte de la basura y darla sino que debes compartir lo tuyo con generosidad.
Por supuesto generosidad no abarca solamente cosas materiales o dinero, también hay que ser generoso con abrazos, caricias, besos, sonrisas, con nuestra presencia.
Hacer partícipes a los demás de nuestros dones es una experiencia enriquecedora , pero se convierte en la mayor fuente de plenitud cuando los dones que repartimos no nos sobran. Ser capaces de alentar al otro cuando no estamos viviendo un buen momento es una generosa acción que beneficia a los dos por igual.
Cuando das tienes, también mayores posibilidades de recibir de la vida, el agradecimiento de esa persona en primer lugar y por esa ley cósmica maravillosa que establece que uno recibe lo mismo que da, también espléndidos dones te serán devueltos.
Pero cuidado porque dar para esperar agradecimiento y reciprocidad puede llevar a ser arrogante. Mucha gente cuando da se cree demasiado bueno, generoso o elevado espiritualmente y esto sólo favorece la arrogancia . La humildad es la gran aliada de la generosidad, la que puede evitar que la simple ayuda se transforme en alimento de nuestro egoísmo.

PROPUESTA

La generosidad significa no aferrarse a los bienes, materiales, culturales, psicológicos, espirituales que nos han sido otorgados. Se trata de administrarlos, tenerlos y disfrutarlos entendiendo que en última instancia no nos pertenecen. Para ello es bueno detenerse y preguntarse cuál es el origen de esos bienes, en qué medida son producto de nuestro esfuerzo o nos han venido dados por la vida de forma de herencia, gratuitos como la vida por ejemplo.
Pregúntate: ¿los has heredado? ¿ los has ganado con tu esfuerzo? ¿ cuántos se han esforzado como tú y no los han conseguido? ¿ha sido tu cuerpo el que te lo ha permitido? ¿de dónde proviene este cuerpo que te ha dado tanta riqueza?
Reflexionar así permite ver la generosidad que ha tenido la vida con nosotros. Esto facilita nuestro sentimiento de generosidad, se puede compartir los bienes que ya son de todos, por definición.
No hay generosidad que no empiece por nosotros mismos. Esto significa cuidarse física y psicológicamente, aceptar y cubrir las propias necesidades, no imponerse exigencias desmesuradas y disculpar los propios errores sin ignorarlos y tratar de modificar todo lo malo que nos encontremos.

Honestidad

Si decidimos ser auténticos, comprometernos con nosotros mismos y seguir los pasos marcados sin concesiones, legaremos más tarde o más temprano a la plenitud.
La honestidad con nosotros mismos implica esforzarse por ser lo que uno es, por admitir y aceptar las propias emociones, deseos y necesidades y ser capaz de manifestarlas abiertamente, reconociendo también lo que puede dañarnos.
Ser honestos con los demás es evitar las diferencias entre lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos.
La honestidad con las palabras evita malos entendidos y conflictos innecesarios.
Más avanzada es la franqueza que implica dejar abierta la puerta de nuestro interior para que otra u otras personas tengan acceso "franco", directo a él.

PROPUESTA

Utiliza adecuadamente los recursos, planéate cómo quieres hacer las cosas y hazlas según los dictados de tu interior.
Procura vivir lo mejor posible para estar a gusto con tu persona y con los demás. Nada da tanta plenitud como una conciencia en paz.

Humildad

A veces cuanto más importantes nos creemos más sufrimiento generamos y menos felices somos. Humildad no significa menospreciarse y pensar que no valemos nada y que los demás son mejores, sino ser capaces de entender nuestra persona como parte de un todo esencial: la naturaleza, la sociedad en que vivimos, la inmensidad del cosmos.
A nivel personal la humildad nos hace conscientes de nuestras limitaciones y debilidades y nos ayuda a obrar de acuerdo a ello. Hacerlo significa aceptarlas como algo natural y trabajar para ser mejores y no perfectos.
Cada uno mira el mundo a través de su particular visión y la humildad ayuda a ubicar cada cosa en su lugar.

PROPUESTAS

Acércate a los demás con actitud humilde, reconociendo en cada uno los valores y las miserias; cada uno actúa acorde a lo que sabe y siente. Tú no eres una excepción.
Intenta ser más tolerante y respetuoso con los demás, incluso con quienes te han herido.

Responsabilidad

Cada decisión por más nimia que sea significa un ejercicio de libertad y ser responsables de nuestros actos es lo que nos hace libres. Incluso cuando uno deja que los demás decidan por uno está ejerciendo la libertad de "decidir no decidir".
Responsabilidad es aceptar conscientemente el papel que nos corresponde en el desarrollo de los acontecimientos y la decisión firme de ser uno mismo quién esté al volante de la propia vida.
Esto implica que cada decisión que uno tome debe estar suficientemente meditada, medida, pensada. Así se vuelve más capaz de asumir los propios actos, disfrutando de las consecuencias positivas y aprendiendo de las negativas.
No debemos lamentarnos de la mala suerte sino saber que ella no existe sino que es la consecuencia de la forma en que asumimos la vida y trabajamos por ella. El sentirse víctima bloquea , deja estancado ante las posibilidades de superación y lo que es más grave deja a la gente sola y amargada. A nadie le gusta estar con una persona que se queja todo el tiempo y envidia la suerte de los demás.

PROPUESTA

Acepta la responsabilidad que tienes en tu vida. Eres tú quien decide cómo la vives y sobre quien recae la responsabilidad de intentar cambiar lo que no te gusta. Elige tu camino y acepta los desvíos que se presenten, aunque sin olvidar que puedes y debes variar tu camino si así lo deseas.

Sencillez

Crece una necesidad de sencillez en una vida llena de superficialidad, donde las cosas frívolas se multiplican muchas veces sin que podamos hacer nada. Esto enrarece las relaciones con uno y con los demás.
Una vida plena no es una vida llena.
Simplificar la vida supone desprenderse de las supuestas necesidades impuestas por el consumismo y la moda. Se confunde ser con hacer y tener. ¿Cuántas veces compraste algo que no te quedaba demasiado bien porque se usaba? ¿Y cuándo fue que compraste otro adorno para tu casa que ya no sabes dónde poner?
En una sociedad consumista como la nuestra es difícil encontrar ese equilibrio entre lo que hace más cómoda la existencia y lo que la entorpece innecesariamente.
Una actitud vigilante y el empeño en escuchar con sinceridad las propias necesidades puede ser de gran ayuda.
Cuanto más sencillez se instale entre nosotros más capaces seremos de disfrutar de los mil placeres que encierra la vida cotidiana y de captar toda la felicidad que ella encierra.
¿Viste cuánta sencillez encierra una puesta de sol y lo bellísima que es?

PROPUESTA

Simplificar la vida es más fácil si respondes con sinceridad a preguntas como: ¿ qué necesito? ¿qué deseo? ¿qué es lo que me complica la existencia? ¿realmente necesito comprar este artículo o lo hago porque me lo indican?
Indaga en tu interior y actúa en consecuencia.

Tolerancia

Tolerancia es respeto por el diferente. Si piensa o siente diferente a ti no significa que esté equivocado. Si practicas la tolerancia la plenitud viene sola. Es más fácil aceptar lo que no es igual a nosotros que hacerles la guerra lo cual estresa muchísimo.
Acepta que el que practica una religión diferente a la tuya también cree en una divinidad que lo ayuda. El que es simpatizante de un cuadro de futbol diferente tiene derecho a hacerlo y ni que hablar del que no piensa políticamente como tú.
En la diversidad está el gusto y la democracia.
¿Quién te vendió la idea que tener tu color de piel es mejor que otra?

PROPUESTA

Muchas veces es más fácil ser tolerante en la teoría que en la vida práctica. Piensa sinceramente quiénes te han convencido de que tienes la verdad revelada. Permítete practicar la tolerancia y exige que los otros la practiquen contigo. Haz valer tus derechos.


Dra. Roma Bettoni. ( romabe@fastlink.com.uy )

<<< Anterior