Bienvenidas a La Mujer Online - la Web de todas las Mujeres Hispanas

Menú

INTRODUCCION

Home
Página de Inicio
Recomiéndanos

ACTUALIDAD 

Poesias del Día
Añadir Poesias
La Receta del Día
Añadir Recetas
Horóscopo
Numerologia
Tarot

A TODAS HORAS

Las Dietas
Tu Apellido
Tus Sueños
Medicina
Postales Escritas
Literatura
Horóscopo Chino
Cuentos

Consejos y Trucos

Belleza
Hogar
Niños
Salud
Cocina
Limpieza

SUGERENCIAS

Enviar Articulos
Comentarios
Errores

GUESTBOOK

Ver Guestbook

Firmar Guestbook

LINKS

DeToDoUnPoCo

Coleccionando

La Isla Virtual
WebServicio.com
Somos Amigos
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
Boton Servicio - Tu Intercambio de Botones
 Lista de Novedades
Email:
   
 
Tu Página de Inicio | Explorer Pulsa Aqui

Agregar a Mis Favoritos | Netscape: CTRL +D

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


Gracias a la colaboración de nuestra querida amiga y colaboradora la Dra. Roma Bettoni. podemos ofrecerles esta sección, aqui podreis conocer u poco la salud mental y espiritual para poder lograr un grado de aceptación y bienestar saludable. Si tienes algún artículos que enviarnos no dudes en hacerlo.

LA MUJER ONLINE - SALUD MENTAL Y ESPIRITUAL


EL TESORO ESTÁ EN TU CASA.
Dra. Roma Bettoni

Un día el rabino Aizik de Cracovia, que vivía en extrema pobreza, soñó que debía hacer un viaje a Praga porque debajo del puente que conducía al palacio encontraría un tesoro. Como el sueño se repitió varias veces, Aizik partió hacia Praga. Cuando llegó a la ciudad se dirigió al puente per al encontrarlo no se atrevió a excavar porque había mucho centinelas vigilando día y noche.
Indeciso se quedó rondando varios días hasta que el Capitán de los guardias se acercó a preguntarle qué quería. Aizik contó su sueño y el Capitán se rió animadamente, pues le parecía una tontería dado que él también tenía un sueño reiterado donde veía que en la casa de un rabino Aizik, debajo de la estufa había escondido un tesoro.

¿Qué te parece este cuento hasídico?
Cuántas veces es real para nosotros! Buscamos la plenitud y el bienestar; la paz y la felicidad en otros lados, lejanos y no dentro de nuestra propia casa que es nuestro cuerpo, nuestra alma y nuestro espíritu. Esa búsqueda equívoca y desenfrenada no enferma, nos irrita y nos aparta del mundo de los seres sanos interiormente.

Sentir la plenitud no es un regalo que la vida nos depara luego de una larga travesía. Sentir plenitud es estar en el camino, es superar los errores para volver a la ruta marcada.

Te voy a señalar ocho pautas para ayudarte a encontrar tu plenitud que seguramente no es igual a la de la persona que está a tu lado sea ésta una pareja, un jefe, un hijo.

Darse cuenta

Reconocer los comportamientos que nos limitan y tienden a bloquearnos permite detectarlos en cuanto se presentan. Saber qué disparadores emocionales posees es saludable. Prevenir qué estímulos te hacen emocionar y de qué forma te da ventajas en la vida.
A menudo somos nosotros mismos quienes no nos abrimos a la experiencia de una vida más plena debido a nuestras propias creencias, actitudes y emociones como los sentimientos de inutilidad, miedos, fracasos o éxitos exagerados.

PROPUESTA

Cuando te sientas mal, pregúntate qué es lo que está pasando. Detente un momento para reconocer tus emociones y valorar tu comportamiento. El análisis sereno de los pensamientos te ayudará a ver con claridad las situaciones, lo cual te ayudará a vencer los miedos. No te dejes llevar por la ansiedad y tómate tiempo para reconocer las lecciones que la vida te está dando ahora mismo.

Gratitud

No hay mayor fuente de plenitud que el agradecimiento. Todos reconocemos la riqueza interior que ofrece la gratitud. Es importante detenerse para apreciar lo que ya tenemos en cada área de la vida y lo que no tenemos pero no queremos tener.
Solemos agradecer los buenos momentos, pero debemos agradecer también los malos que nos han enriquecido con la experiencia y la enseñanza. De esta forma nos sentiremos más plenos, con mejor ánimo y más energía.
Analizar nuestros errores, resolver situaciones conflictivas y esforzarse en aceptar todo cuanto no podemos cambiar nos da la oportunidad de aprender y mejorar nuestra calidad humana. Aunque nos desagrade una experiencia seamos gratos con la vida. Quienes se empeñan en ver solamente y siempre el lado negativo de las cosas quedan sumidos en una amargura y en un resentimiento constantes que les arrebata la energía.

Siguiente >>>